Swift

ConCienciad@s | Protege tus ojos del sol

Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife
Imagen de Ylanite Koppens en Pixabay 

Nuestros órganos de la visión son muy delicados y sensibles a la radiación solar. Desde la niñez, deberíamos cuidarlos. Con una elección inapropiada de gafa, lo único que conseguimos es un efecto lupa y que resulten dañados. Para escoger las mejores, tienes que fijarte en la información impresa en una de las patas y en la etiqueta que siempre debe acompañarlas. Los detalles a tener en cuenta son los siguientes:

•Deben estar homologadas por la Comunidad Europea. Muchos productos de falsificación tienen una pegatina que imita el símbolo CE, aunque es, ligeramente, diferente. Es evidente que en el top manta o en los antiguos «todo a cien» es más probable adquirir una falsificación.

•El filtro ultravioleta tiene que ser 400UV. Incluso las gafas graduadas de cristales transparentes disponen de este filtro.

•Referencia a la normativa que cumplen (EN1836, por ejemplo)

•Instrucciones de uso y mantenimiento.

•Hay que prestar atención a la categoría y a nuestras necesidades. Existen cinco categorías diferentes que van numeradas del 0 al 4.

     →Categoría 0. Las gafas graduadas de lente transparente y aquellas con colores claros son de este tipo. Sólo son válidas para zonas muy nubosas o interiores.
     →Categoría 1. El color de la lente sigue siendo claro. No sirven para estar a pleno sol, como mucho son buenas para lugares de luminosidad baja.
   →Categoría 2. Las lentes de esta categoría son poco oscuras, pero son útiles en días claros. No obstante, no son suficientes para lugares muy radiantes.
   →Categoría 3. En España, tierra de sol, es recomendable usar gafas de esta categoría. La lente es oscura y protege el ojo en la gran mayoría de situaciones. No deben usarse en interiores o lugares oscuros, puesto que dificultan la visión.
  →Categoría 4. La lente tiene el color más oscuro. Son las que se emplean en el desierto, deportes acuáticos y en montañas nevadas debido a que en estas condiciones la luminosidad es extremadamente alta. Está totalmente prohibido conducir con ellas.

Las únicas gafas que se pueden llevar de noche son las de categoría 0 y 1. Aunque se ha convertido en un accesorio más del mundo de la moda, su finalidad es sanitaria y deben emplearse correctamente.

Respecto al empleo de gafas polarizadas, depende de ti. Es cierto que una lente polarizada hace que la visión sea más cómoda sobre todo al conducir o al practicar deportes acuáticos, ya que sólo dejan pasar la luz en una única dirección, eliminado los reflejos.

Se puede ser moderno sin comprometer nuestra salud.

Texto original publicado en VerumMortem.

Lee también

0 comentarios

Flickr Images